Dirección
Sarmiento 2670, Mar del Plata, 7600
Teléfono
(0223) 451-2551
teléfono
(0223) 451-5904

La irresponsabilidad de la Suprema Corte...

...PONE EN RIESGO LA SALUD Y LA VIDA DE LXS TRABAJADORXS JUDICIALXS

INFORMACIÓN PARA ANALIZAR

 

Para el análisis de la situación del avance del covid-19 en el marco del ASPO en Mar del Plata, tenemos que tener en cuenta algunas variables. En primer término, al día 14 de junio la ciudad contaba con 43 casos confirmados contra los 1370 registrados al 11 de agosto de este año; esto indica un aumento del 3186 % en unos escasos 58 días.

Como primer análisis, este porcentaje nos indica un aumento exponencial de los casos totales confirmados. Lo que nos lleva, según los criterios epidemiológicos, a un segundo interrogante: ¿Cuánto tiempo se tarda en Mar del Plata en duplicar los casos?

El “tiempo de duplicación” es un indicador respecto al período de tiempo que le llevará a la ciudad duplicar los casos. Si la confirmación de casos aumenta este indicador será más bajo y si se reduce aumentara. Sirve para definir la clasificación epidemiológica de fase de las ciudades y se divide en 4 variables: Tiempo de duplicación mayor a 25 días (poca o nula velocidad de contagio) la cual corresponde a la FASE 4 y 5, tiempo de duplicación de casos mayor a 15 días y menor a 25 días (velocidad de contagio media) perteneciente a la FASE 3, tiempo de duplicación de casos de más de 5 días y menos de 15 días (alta velocidad de contagio) referente a la FASE 2 y tiempo de duplicación de casos menor a 5 días (muy alta velocidad de contagio) atinente a la FASE 1.

En la ciudad ese tiempo de duplicación se enmarca en los 14,8 días. Lo que indicaría según este criterio que tendríamos que ubicarnos en la FASE 2, en un contexto político donde se pugna desde el Ejecutivo municipal por mantenernos en FASE 4 con criterios de apertura comercial de FASE 5 (Por ejemplo, gimnasios y natatorios). Lo que conlleva un aumento en la circulación de ciudadanxs. A mayor circulación, mayor cantidad de casos.

Otro criterio para analizar la circulación del virus es la variación de casos según las clasificaciones epidemiológicas. En este criterio ya es notorio el aumento de los casos en las categorías de contacto y comunitario. Esto resulta indicativo de la circulación local del virus.

En la ciudad, entre el 30 de julio y el 12 de agosto, los casos importados fueron del 1,20 %, los trabajadores de la salud el 13,19 %; en investigación epidemiológica el 16,08 %, por contacto el 24,05 % y a la clasificación comunitaria el 44,99%.

Párrafo aparte merece la tasa de letalidad en la ciudad que sobrepasa ampliamente la media provincial (1,84%), ubicándose en el 3,50%, lo que describe la fragilidad de la situación con el aumento de la circulación en la ciudad. Esto impacta fundamentalmente en la población de adultos mayores, que constituyen el 14,3% del total de acuerdo al Censo 2010, aunque otras estimaciones indican que sería del 25,8% en la actualidad, muy por encima de la media nacional.

ALGUNOS DATOS MÁS

Testeos: Para interpretar este dato se debe tener en cuenta que el mismo sirve como referencia para saber si se está testeando de más (y por lo tanto utilizando de forma incorrecta los recursos) o por el contrario se está midiendo de menos y se deben aumentar la cantidad de testeos para tener una idea clara de la situación.

El comité asesor para temas sobre COVID-19 de la provincia recomienda en línea con las recomendaciones emanadas por la OMS como valor ideal una efectividad del 10%. Esto quiere decir que del total de testeos que se realizan, cada 10 pruebas realizadas una debe dar positivo.

En la ciudad ese porcentaje ronda el 27%: quiere decir que cada 10 testeos casi 3 dan positivo de covid-19. Lo que demuestra a las claras que se necesitan mayor cantidad de testeos para poder tener una definición oficial que se acerque a la realidad sobre la circulación del virus en la ciudad.

Sería interesante conocer información oficial sobre la evolución en la clasificación de los casos en referencia al nexo epidemiológico de los mismos como de los focos activos y cómo se relacionan entre sí, pero lamentablemente no existe información sobre ello.

- Hace diez días, los directores de los hospitales provinciales y el responsable de la Zona Sanitaria VIII advirtieron la crítica situación respecto a la camas de internación en los efectores públicos de la ciudad. Calculan una ocupación de camas de pacientes sin Covid 19 entre un 95 y 97% y advertían que de suceder un siniestro con múltiples víctimas, la atención sería "dificultosa"

- De las 76 camas disponibles en el Hospital Modular levantado en el predio del Hospital Interzonal General de Agudos, solo están habilitadas para su uso menos de 30, porque el nosocomio carece del personal necesario para la atención de los pacientes.

- Casi 200 profesionales de la salud de Mar del Plata se contagiaron de Covid - 19. Cada vez que un caso se encuentra en estudio o se confirma, implica el aislamiento de todos y todas quienes tuvieron contacto estrecho con el/la paciente, lo que conlleva de hecho la desarticulación de los equipos de salud.

- Pese a que fue anunciado hace dos semanas, aún el municipio no puso en marcha el Plan Detectar, programa orientado al rastreo de casos en los barrios.

- Pese a haber sido creado por ordenanza hace cuatro meses, aún no fue convocado el Comité de Crisis local.

ESTADO DE SITUACIÓN

Como primera aproximación, con los datos oficiales aportados, hay que tener en cuenta que el análisis epidemiológico actual nos habla de un escenario de transmisión comunitaria del virus, aunque desde el ejecutivo municipal con consenso del gobierno provincial se sostenga el silencio al respecto.

Misma importancia merecen las declaraciones de las máximas autoridades provinciales y nacionales en materia sanitaria que se desempeñan en Mar del Plata cuando describen la situación de tensión el servicio de salud. donde tienen especial relevancia la alta ocupación de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) como así también la reducción del personal de salud producto de los contagios por covid-19 y los respectivos aislamientos preventivos repercutiendo directamente en la capacidad de respuesta a la situación de emergencia sanitaria. Datos que preocupan y llevaron a que estas autoridades soliciten entre otras cosas un mayor control a la circulación de personas a los fines de evitar el colapso inminente en el sistema sanitario local.

En este contexto, para detener la escalada de contagios, se necesitan acciones que tengan como finalidad reducir la circulación comunitaria (primero tienen que admitir que existe) ya que el actual estado de situación está llevando sufrimiento y pérdidas de vidas evitables a los marplatenses.
La fórmula es sencilla; mayor circulación de personas, más contagios, más internaciones, más decesos.
Lo que menos necesita la ciudad hoy en la apertura plena de la actividad judicial, que involucra la circulación de miles de personas, entre justiciables, abogadxs, personal policial, penitenciario, detenidos, peritos, personal de llimpieza y servicios, además de trabajadorxs judiciales.

LA AJB ACCIONA: LA PARTE EMPLEADORA Y EL MINISTERIO DE TRABAJO PROVINCIAL CALLAN

El 17 de marzo, una vez dispuesto el asueto administrativo en el Poder Judicial entregamos a los presidentes de las Cámaras en lo Civil, Penal y Contencioso, a la Defensora General y Fiscal General de Mar del Plata una nota en la cual solicitamos el estricto cumplimiento de la Resolución 386 - 20 y PG 159 – 20, requiriendo se reduzca al mínimo indispensable la cantidad de personas afectadas a las dependencias en turno y se excluya de las mismas a quienes integran o conviven con personas incluidas en los grupos de riesgo enumerados por la Res. 149 - 20; compañeras que se encuentren en período de lactancia, padres/madres con hijos menores de dos años o que se encuentren escolarizados.

Cuál fue el camino que eligieron algunxs magistradxs: desnaturalizar los motivos del asueto. Por ello, la AJB realizó un seguimiento de la implementación de las mencionadas resoluciones para que no pongan en riesgo la salud o vulneren derechos laborales de empleadxs y funcionarixs. interviniendo gremialmente donde ello sucedía.

A principios de mayo, y ya observándose un criterio de apertura por parte de la SCBA, La AJB presentaba una denuncia ante la Delegación local del Ministerio de Trabajo provincial solicitando que inspeccione los edificios del Poder Judicial en Mar del Plata, los cuales carecen de medidas de prevención contra la pandemia.

Ese mismo mes, conforme la potestad que tiene la AJB de vigilar el cumplimiento de la normativa laboral vigente los compañeros Mariano Fernández y Alberto Agote, Secretarios Adjunto y General de la departamental respectivamente, recorrieron los edificios para comprobar la situación de las condiciones de seguridad e higiene de las dependencias judiciales. En dicha recorrida efectuada se constató un grado de cumplimiento irregular respecto a las dotaciones de las guardias mínimas, habiéndose incrementado la presencia de funcionarixs. Respecto de la provisión de elementos de seguridad e higiene ya se observaba que era muy reducida, y en algunos casos inexistente o inadecuada; dato de color eran las “barreras de protección” que la delegación de Arquitectura de la Corte proveyó a la mayoría de las dependencias para ser utilizadas en las mesas de entradas, conocidas vulgarmente como los “arquitos de baby futbol” lo que dejaba ver la decisión de no destinar los recursos adecuados para garantizar las condiciones de trabajo en el marco de la emergencia sanitaria. Ya en ese mes y con el nivel de contagio existente para esa época se notaba a las claras que retomar la plena actividad judicial en ese contexto significaría un desastre desde el punto de vista sanitario, debido a la decadente infraestructura del Poder Judicial y la carencia de elementos de prevención e higiene adecuados en cantidad suficiente.

Ya en el mes de junio, Mariano Fernández y Alberto Agote, fueron recibidos por Santiago Bonifatti, el Secretario de Gobierno de la Municipalidad de General Pueyrredón con el objetivo de exponer ante las autoridades municipales acerca de la situación del Poder Judicial en la ciudad y la posición del sindicato al respecto. Con respecto a la reapertura plena de la actividad judicial, reconoció la validez de los argumentos esgrimidos por el sindicato.

Por entonces, algunxs magistradxs insistían con el aumento de las guardias mínimas presenciales, eligiendo precarizar las condiciones laborales poniendo en riesgo el derecho a la salud y el derecho a la vida de empleadxs y funcionarixs (CSJN, Fallos: 323:3229, 3239, consid.10) no asumiendo las responsabilidades indelegables que les compete, lo que conllevo a continuar con las intervenciones gremiales donde esos derechos se veían vulnerados.

Para fines de junio, y en una irresponsable y continua apertura por parte de la Suprema Corte, se habilitaba el funcionamiento pleno del Juzgado de Paz de General Alvarado, situación que continuó en el mes de Julio con los Juzgado de Paz y dependencias descentralizadas de Mar Chiquita y Balcarce, donde nos hicimos presentes para verificar las condiciones de seguridad e higiene en el contexto de pandemia y emergencia sanitaria, denunciando la emergencia en infraestructura, crisis presupuestaria y precariedad laboral que afecta a la administración de justicia y al ministerio público.

A fines del mes de julio y atento la inacción por parte de la Suprema Corte, la Procuración, y el silencio del Ministerio de Trabajo Local, presentamos una ampliación de la denuncia realizada en la Delegación del Ministerio de Trabajo, reiterando la solicitud de inspección de los edificios del Poder Judicial en Mar del Plata ante el incumplimiento de las medidas de prevención contra el Covid – 19. Denuncia que aún no generó ninguna respuesta por parte del Ministerio.

Ya a comienzos del mes en curso, producto de la precarización que visibilizamos constantemente, comenzaron a haber casos sospechosos y confirmados de Covid-19 en el Poder Judicial (UFI de Estupefacientes, Curadoria Oficial, Juzgado de Paz de Balcarce, Casa de Justicia, UFI de Flagrancia, entre otras). Ante este escenario exigimos a la Corte y la Procuración General y a quienes detentan la superintendencia local de los edificios, que tomaran todas las medidas necesarias con el fin de evitar que las sedes del Poder Judicial se conviertan en nuevos focos de contagio en la ciudad.

La denuncia presentada por nuestro sindicato da cuenta del incumplimiento del Protocolo de prevención; Pese a ello se convoca a trabajar en forma presencial a mayor número de personas de lo razonable e incluso a trabajadorxs con problemas de salud que integran los grupos de riesgo argumentando que asisten voluntariamente. A ello se suma lxs abogadxs de la matrícula, agentes penitenciarixs o policiales, detenidxs entre otras personas que circulan por el interior de los inmuebles, tornando imposible evitar los contactos estrechos en virtud del hacinamiento que presentan la gran mayoría de organismos judiciales, atentando contra la estrategia de abordaje sanitario en la pandemia que llevan adelante autoridades nacionales, provinciales y municipales.

ANTE LA IRRESPONSABILIDAD: EL DERECHO A RETENER TAREAS

Ante el agravamiento de la emergencia sanitaria y el incumplimiento de las obligaciones de la Corte y la Procuración de preservar la salud de lxs judiciales, mencionados en este artículo, la AJB podrá disponer el retiro de los lugares de trabajo bajo la figura de retención de tareas cuando no estén dadas las condiciones de seguridad e higiene para prevenir el contagio de Covid – 19.

El riesgo de ver afectada la salud y la vida de lxs trabajadorxs judiciales es real y concreto, La AJB ha verificado en los distintos fueros y en la justicia de Paz y descentralizada departamental el incumplimiento a los protocolos existentes en las sedes judiciales por efecto de la emergencia edilicia que lo afecta desde el 2015 (Ley 13.795 prorrogada por las Leyes 13.946, 14.090, 14.187, 14.298 y 14.402) aunado a la insuficiencia presupuestaria que impide dar respuesta a las necesidades en materia de infraestructura edilicia manifestada por la Corte (Conf. Resol. N°803-19 SCJBA).

Motivo por el cual se denunció dicha situación ante la Delegación local del Ministerio de Trabajo en mayo y julio del corriente (Arts. 3 incs. “c”y “e”, 36, 40 y 42 Ley 10.149 y Arts. 14 inc. 1 “a” y “b” y 32 inc. 6 Ley 15.164), a efectos de que en ejercicio del poder de policía laboral que posee la cartera laboral (Art. 39 inc. 1 Const: Prov. Bs. As.) verifique las falencias denunciadas y ordene la adopción aquellas medidas de prevención y protección necesaria para trabajar en forma presencial en edificios judiciales.

La pandemia avanza en el Departamento Judicial de Mar del Plata, la Corte y la Procuración relativizan la situación sanitaria y no cumplen los protocolos de prevención y el Ministerio de Trabajo no fiscaliza ni exige la estricta observancia del mismo; motivo por el cual, para proteger la salud y la vida de lxs trabajadorxs judiciales, en los lugares donde no estén dadas las condiciones de salubridad e higiene para desarrollar la labor se podrá realizar la medida mencionada.

¿LA SCBA CEDE O PRIVILEGIA LA SALUD DE LXS TRABAJADORXS?

Por los motivos expresados, creemos que lo correcto es continuar con el sistema presencial de guardias mínimas y teletrabajo ya que de concretarse la reanudación plena de la justicia local dispuesta para el 24 de agosto, se pondría en riesgo la salud y la vida de lxs judiciales y de toda la población en su conjunto, atento a la imposibilidad material de brindar las condiciones de seguridad e higiene para que esto no suceda.

La Suprema Corte de Justicia debe decidir si privilegia la salud de lxs trabajadorxs judicialxs o cede ante las presiones de los intereses corporativos, los cuales buscan satisfacer sus necesidades poniendo en riesgo a miles de trabajadorxs.

Si la Corte decide darle nuevamente la espalda a lxs trabajadorxs, ejerceremos todas las acciones gremiales que estén a nuestro alcance con el fin de preservar la salud y la vida. Porque...

¡En Pandemia, Sin Lucha no Hay Derechos!


FUTBOL2

g7620

BASQUET

taller whasp