Dirección
Sarmiento 2670, Mar del Plata, 7600
Teléfono
(0223) 451-2551
teléfono
(0223) 451-5904

Guardias Mínimas: La pandemia no es voluntaria

En las entrevistas mantenidas con magistradxs de los distintos fueros de la jurisdicción local hemos observado el incremento de lxs funcionarixs y/o empleadxs que integran las guardias mínimas presenciales.

 

Manifiestan que lxs mismos lo hacen voluntariamente, pese a que se cuenta con la alternativa del teletrabajo como forma de cumplir sus tareas desde sus domicilios en consonancia con el aislamiento social y obligatorio existente en el marco de la pandemia en curso y la consecuente emergencia sanitaria.-

Justifican la voluntariedad de realizar tareas en forma presencial en el hecho que no cuentan con los equipos informáticos adecuados para trabajar en sus casas, o bien porque les resulta más práctico trasladarse al juzgado o la fiscalía y laborar desde allí para que no se les acumule el trabajo. En algunos casos tienen llaves de la dependencia, buscan alguna causa y se van; o bien asisten en horas de la tarde para “trabajar más tranquilxs”. Otrxs concurren aún cuando no deberían hacerlo por estar incluidos en algunas de las excepciones contempladas por la Corte y la Procuración e igualmente lo hacen por un sentido de “solidaridad” con los que están trabajando.

Es preciso recordar que la admisión de esta “voluntariedad” por parte de lxs magistradxs no justifica su omisión, por cuanto importa desconocer la vigencia del principio de irrenunciabilidad, de indemnidad y de no regresividad en materia de empleo público (Art. 39 inc. 3 Const. Prov. Bs. As.) que aquí concretamente implica que el/la trabajador/a judicial renuncia a su derecho humano de naturaleza laboral y jerarquía constitucional a salud y a la vida en un contexto de pandemia en aras de cumplir sus tareas.-

Se puede organizar el trabajo sin recurrir a dicha transgresión legal existente, y quedó plasmado claramente en la forma de organizar el trabajo que implementó el titular del Juzgado en lo Civil y Comercial N°15 Fabián Casas, quién solo asiste a la sede de dicha judicatura junto a un funcionario que se reemplaza diariamente y el resto del personal –funcionarios/as y empleados/as- lo hacen vía telemática; criterio similar adoptó la Dra. Lucrecia Bustos en el Juzgado de Garantías N°6 local.-

Bajo estas circunstancias la AJB advierte acerca de las posibles consecuencias disciplinarias, civiles y penales de esas situaciones:

  • La presencia y permanencia de empleadxs y/o funcionarixs y/o peritos en sede judicial es absoluta responsabilidad de lxs titulares.
  • El/la magistradx es el único responsable de cumplir y hacer cumplir las normas vigentes en relación al personal a su cargo.
  • Lxs empleadxs y funcionarixs que realizan algún tipo de tarea presencial aunque sea en horario parcial, deben ser informados en la planilla de asistencia como “presente”. Caso contrario, además de las responsabilidades disciplinarias que conlleve informar parcial o erróneamente a la Corte o Procuración, esto podría implicar un perjuicio para el/la trabajadorx si ocurriese un siniestro.
  • Ningún/a empleadx o funcionarix puede asistir fuera del horario regular de administración de Justicia y de su jornada laboral a la dependencia donde trabaja, sin una orden escrita del magistradx que habilite su presencia en sede y la pertinente comunicación a la Corte o Procuración. Caso contrario, de producirse accidentes, pérdidas/roturas de elementos de trabajo, daños o cualquier otra circunstancia, las mismas serían imputables al titular. En caso de un accidente de trabajo en su sitio de labor o intínere, la ART puede negarle al trabajador/a asistencia o prestaciones, situación que solo podría revertirse si el/a trabajadorx prueba o el/la titular justifica posteriormente los motivos laborales por los cuales se encontraba esa persona trabajando en días u horas inhábiles bajo su responsabilidad.
  • La permanencia en sede judicial de trabajadxs incluidxs en grupos de riesgo o que tengan niñxs en edad escolar, pese a haber sido exceptuados de concurrir por resoluciones de la Corte y la Procuración General, podría traer para el/la titular consecuencias disciplinarias, civiles y penales si resultan afectadxs por la pandemia. La “voluntariedad” del/a trabajadorx no dispensa la responsabilidad de lxs magistradxs.

Esta forma de precarizar las relaciones laborales no responde al desconocimiento de la leyes vigentes por que la inmensa mayoría de lxs titulares de dependencias judiciales son abogadxs e incluso docentes universitarios/as y terciarios/as de reconocida solvencia técnica que tampoco desconocen que es inescindible el nexo existente entre el derecho a la salud y el derecho a la vida (CSJN, Fallos: 323:3229, 3239, consid.10); por lo tanto deben asumir las responsabilidades indelegables que les compete y reducir al mínimo e indispensable la afectación de empleadxs, peritos y funcionarixs que integren las guardias presenciales.

¡Sin Lucha no Hay Derechos!


FUTBOL2

g7620

BASQUET

taller whasp