Dirección
Sarmiento 2670, Mar del Plata, 7600
Teléfono
(0223) 451-2551
teléfono
(0223) 451-5904

NI UNA LUCÍA MENOS

La construcción mediática de las victimas de violencia machista y la necesidad de formar magistradxs y trabajadorxs judiciales con perspectiva de género.

A Lucia la mataron el mismo fin de semana que se llevó a cabo el 31° Encuentro Nacional de Mujeres, los medios redujeron en ese momento toda la masividad que implicó el Encuentro a un grupo de “20 personas en tetas que pintaron paredes”. Una mujer muere cada 28 hs., miles denuncian maltratos físicos y psicológicos por parte de hombres, abusos, marginación; a Lucía la mataron (sí, LA MATARON, no “fue encontrada muerta”) y el eje de la indignación del ciudadano se centró…en “los graffitis que dejo el encuentro en las paredes”.

Los debates sociales sobre la punibilidad de las conductas violentas son de visibilidad cotidiana en los distintos medios de comunicación; debates que no son ajenos al Poder Judicial y a nosotrxs como trabajadores del mismo, que impactan en la opinión pública. Lo que muchas veces deviene en necesidad de legislación a los fines de dar un marco al contexto social vigente. En cuestiones de violencia de género y femicidio, el tratamiento mediático de los delitos cobra gran interés, esto desde que la tergiversación de los acontecimientos, así como la descripción de la victimas de femicidio torna generalmente la mirada social hacia el juzgamiento de la víctima dejando de lado la gravedad de lo acontecido. Marco que propicia la violencia mediática (en los términos de la Ley n°26.485); culpabilizando y revictimizando a la mujer que ha sido víctima de violencia de género o víctima de femicidio, estigmatizándola y hasta culpabilizándola de su padecimiento.
Lucía no se pudo defender, falleció de un paro cardíaco a los 16 años porque su cuerpo no soporto más el abuso machista; y los medios se dedicaron una vez más a construir (como lo habían hecho con tantas otras víctimas de violencia de género y femicidio) a Lucía como una “víctima culpable de su propia muerte”. Medios que nos dicen a las mujeres que es nuestra responsabilidad evitar que nos golpeen, nos violen…nos maten. Medios que nos cuentan que hay vidas que valen más que otras, según la construcción que se haga de ellas…así de fácil es deshumanizar a una persona que no se puede defender. Y ahí está la sociedad que se atraganta morbosamente de todos esos titulares y que cree que abrir una puerta, usar una pollera, salir, o tener una adicción es invitar a alguien a que te toque, te viole o te mate; ahí esta los medios y la sociedad revictimizando a la Lucía…que no se puede defender. Porque en un medio político-social dominado por la posición patriarcal, se atribuye menor valor a la vida de las mujeres y hay una propensión mayor a justificar los crímenes que padecemos. Es así que hoy TODXS SOMOS LUCIA! Sabiendo que como trabajadorxs judiciales es nuestro deber y compromiso formarnos con la mayor visión de género posible, para desarrollar y acompañar con la responsabilidad social que nos demanda la actividad jurisdiccional la lucha social contra la violencia machista. Desde la AJB Mar del Plata nos solidarizamos y acompañamos la lucha de la familia y seres queridos de Lucía y de todas las víctimas de femicidio. Alzamos la voz una vez más para decir “NI UNA LUCIA MENOS”, “NI UNA DE NOSOTRAS MENOS”.