La Corte comenzó con el Ajuste

En sintonía con las manifestaciones públicas de la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires sobre las dificultades financiera existentes para cumplir con el pago del aguinaldo en diciembre próximo, la Suprema Corte de Justicia Bonaerense arrancó restringiendo la remisión de las partidas presupuestarias necesarias para que las Delegaciones de Administración de los dieciocho departamentos judiciales que componen el Poder Judicial Bonaerense -entre ellos Mar del Plata- puedan abonar la movilidad y viáticos necesarios para que oficiales notificadores, oficiales de justicia, personal técnico de la Delegación de Sanidad y ordenanzas cumplan con las tareas que habitualmente deben desarrollar fuera de su sede laboral.

Según ha trascendido solo se han abonado con el dinero existentes en las arcas locales los gastos de jardín maternal de los/as hijos de las/os trabajadores/as judiciales, y no se tiene certeza de recibir un nuevo flujo de dinero que permita solventar los reseñados costos laborales que le corresponde afrontar a nuestro empleador.

Recordemos que en pasadas situaciones de crisis dentro del poder judicial fuimos los empleados, funcionarios y peritos los que sufrimos recortes en la bonificación por antiguedad (perdimos un 20% entre los años 1996/2005) o la reducción en un 60% el pago de la tasa de justicia mientras que los salarios de los magistrados no eran afectados por tales recortes por lo que estamos en estado de alerta, y realizaremos mañana a las 8.30hs. una asamblea en la planta baja del edificio central de Alte. Brown 2046 para informar el estado de situación a los/as trabajadores afectados ante este principio de ajuste y decidir las medidas a adoptar.-

Resulta llamativo que la Corte haya abonado desde septiembre del 2014 un canon locativo de $110.000 mensuales por el alquiler de un edificio para el fuero penal juvenil que recién entró en funcionamiento el pasado 15 de este mes y ahora no haya dinero para hacer frente a estos gastos.-

La decisión de ajustar y a quien ajustar es política, por la tanto una vez mas queda claro que ¡Sin Lucha no hay Derechos!